Con formación, víctimas del conflicto celebran el Día Internacional de la Paz

Programa Formándonos para el Futuro del Ministerio del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo, forman a 440 personas víctimas del conflicto armado en Cundinamarca para brindarles oportunidades laborales.

Reconciliación, perdón, tranquilidad y alegría son algunos de los sustantivos con los que Mercedes, Yersely y Juan, víctimas del conflicto armado, definen la paz.
Precisamente al conmemorarse el día internacional de la paz, ellos señalan que ese perdón y esa tranquilidad con la que hoy viven les ha permitido iniciar una nueva vida y superarse a partir de emprendimientos y oportunidades académicas como las que les está brindando actualmente el programa ‘Formándonos para el futuro’, una iniciativa del Ministerio del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Mercedes Pico, es una de las 440 personas víctimas del conflicto armado en Cundinamarca, que hace parte de esta iniciativa cuya formación se realiza a través de la Corporación Educativa Indoamericana, en el programa técnico laboral en contabilidad.
“Mi vida cambió, esta formación es lo mejor que me ha podido pasar, yo tengo un emprendimiento de embutidos en San Antonio del Tequendama y lo que he aprendido en estos cuatro meses ya lo estoy poniendo en práctica en nuestro negocio, ya manejamos la contabilidad a través de la plataforma Siggo y le estoy enseñando a mis compañeros”, señaló Pico, quien además es la presidenta de la Asociación de Víctimas del Tequendama.
Pico es una víctima más del conflicto armado en Colombia. A sus 13 años fue desplazada de Santa Elena del Opón, un municipio de Santander y hoy a sus 53 años señala que, aunque se sintió perseguida y abusada, hoy ya perdonó. “Todos tenemos derecho a una vida sin violencia”, agregó.
Por su parte, Yercerly Ospina, con apenas 23 años, dice que ha vivido el desplazamiento a través de lo que le ha contado su mamá cuando les tocó salir de San Vicente del Caguán e iniciar una nueva vida en Granada (Cundinamarca).
A ella le ha tocado trabajar en cafeterías y una que otra tienda, pero es la primera vez que tiene una oportunidad de crecer profesionalmente gracias a su decisión de formarse como técnica en administración, esto le ha abierto las puertas para que empresas privadas ya la tengan en cuenta en sus procesos de selección.
Cabe anotar que el programa Formándonos para el futuro hace presencia en Bogotá y en 8 de los 116 municipios de Cundinamarca entre los que se cuenta El Peñón, Granada y Bojacá, entre otros; y se realiza de forma virtual a través de la Corporación Educativa Indoamericana.
Así las cosas, los participantes de este programa consideran que la educación, no sólo abre puertas y genera nuevas oportunidades, sino que además es la mejor forma de celebrar el Día internacional de la paz.

Deja una respuesta

Cerrar menú